Autos por aire comprimido, solución ecológica para transportarse

Todas las organizaciones del sector ambiental proponen tecnologías más limpias que verdaderamente ayuden a frenar el calentamiento global, la invención del auto a aire comprimido se convierte en una alternativa válida para la protección de nuestro entorno.

El inventor de este modelo es el físico y matemático uruguayo Armando Regusci, país en el que hicieron las primeras pruebas, movidos con tecnología de aire comprimido. El carro puede tener uno a más tanques en donde se deposita el aire, el mismo aire que respiramos diariamente; claro está, éste requiere para su aplicación de su respectivo compresor.

El motor de Regusci consiste en un pistón libre y una rueda libre (la cantidad de y dimensiones de éstos pueden variar dependiendo el motor). Uno de los múltiples tipos de motor cuenta con un cilindro de gran longitud para su diámetro, un pistón conectado a un eje de tal forma que al inyectarle un gas a presión, éste empuja el pistón que está unido a una cadena, haciendo girar una rueda libre.

-SU ECONOMIA: Salta a la vista, en relación con cualquier tipo de combustible, por ejemplo, en Uruguay se gasta más de 2 millones de dólares por día por importar petróleo que no necesita, pudiendo mover todos sus vehículos utilizando energías como la hidroeléctrica que se usa ampliamente en este país. Incluso, los especialistas advierten la posibilidad de acumular la energía sobrante de las represas en tanques, para ser reutilizada en temporadas de sequía.

-ENERGIA RENOVABLE: Se manifiesta que así se están preparando bien, debido a que en los próximos 30 años, se terminarán las reservas de petróleo , por cuanto se haría muy complicado para quienes aún tengan vehículos a combustibles.

-CERO CONTAMINACIÓN: En estos momentos en el planeta mueren cientos de personas por día a causa de la contaminación ambiental producida por los tubos de escape de los vehículos convencionales. En cambio con este automóvil a aire se está contribuyendo a garantizar el equilibrio de la atmósfera, ya que su motor comprime y descomprime, siendo ésta una transformación física que no afecta para nada el medio ambiente.

-SU ECONOMIA EN EL MERCADO: El precio de construcción de estos vehículos es muy inferior al de los actuales, puesto que no requiere caja de cambios, carburador embrague ni diferencial.

-CONFORT: El uso del aire como energía básica permite bajar los costos de ciertos elementos de seguridad y confort que hoy resultan indispensables. El aire también moverá los vidrios y contribuirá en los cerramientos, así como el limpiabrisas y la bocina podrán abastecerse de la misma forma. La presión de los neumáticos puede ser equilibrada constantemente. Asimismo el sistema de frenado y la suspensión general obviamente serán alimentados por esta energía renovable. Como el aire se enfría al descomprimir estos vehículos gozarán, además, de una refrigeración rápida y gratuita.

-EFICIENCIA, MANEJO Y SEGURIDAD: Este novedoso vehículo se proyecta con velocidades tope de 120 km/h teniendo solamente acelerador y freno y las mismas prestaciones, incluso mejores que los vehículos a combustible. Además el aire no es inflamable por lo que se corren menos riesgos que en los autos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s