Conviértete en una persona productiva en tu trabajo gracias a estos tips

¿Alguna vez te has cruzado con alguien que parecía tener todo hecho y era por mucho la persona más productiva que conocías? ¿Por qué no puedes ser así? Te mostraremos los consejos que consideramos que te pueden servir para que tengas un día productivo en el trabajo.

Planea tu día la noche anterior

Tómate de 10 a 15 minutos para hacerlo. Adoptar este hábito produce beneficios fenomenales. La falta de sueño normalmente es ocasionada por pensar en las cosas que tienes que hacer al día siguiente. Esto hace que la mente no descanse y se vuelve mucho más difícil tener una buena noche de descanso. Al planear tú día, despertarás listo para tocar el piso y saber exactamente qué debes hacer. 

Mide los resultados, no las horas       

No mires la cantidad de horas que has trabajado, porque eso no quiere decir que has sido más productivo (es decir, que creaste más valor para tu empresa en relación al tiempo que invertiste). Ahora, aunque hay empresas que funcionan con esta lógica, el problema es que muchas compañías siguen valorando la presencia física de los trabajadores en la oficina.

Entonces, el desafío está en cómo convencer a tu jefe de que lo que realmente importa son los resultados. Para eso, lo mejor es que quede claramente establecido desde el principio qué se espera de ti, en cuánto tiempo, y cómo se van a medir los resultados.

Fije sus objetivos y defina las estrategias para alcanzarlos

Junto con tener metas de trabajo claras y medibles que se deben lograr en el corto, mediano y largo plazo, también es clave definir los caminos (estrategias) más adecuados para conseguir tales objetivos.

No le prestes atención a las cosas pequeñas

Hay demasiadas cosas que nos sobrepasan y no son importantes. Por ejemplo, la avalancha de correos electrónicos.

Muchas personas revisan el correo cada cinco minutos, pero lo mejor es revisarlo cada hora o dos. Y cuando lo revises, préstale atención solo si el asunto del correo o la persona que lo envía son relevantes. Cuando lo abras, decide rápidamente si requiere una respuesta y si es así, hazlo de inmediato. Guardar correos pendientes para más tarde, suele ser improductivo.

Toma una caminata o come fuera de la oficina      

En lugar de almorzar en tu oficina, encuentra el lugar más cercano donde puedas estar y relajarte. Una estrategia para rejuvenecer y estar preparado para aguantar el día completo es que tomes una caminata a la hora de la comida. Esto te ayudará a aclarar tu mente del desorden y distracciones del día y debería recargarte para una segunda parte del día más productiva.  

Decide

Para realmente volverte la persona más productiva, primero debes decidir hacerlo. No te castigues sobre lo improductivo que has sido o pienses sobre lo productiva que es otra persona. Esto nunca te llevara a donde debes llegar. Tomar la decisión es sólo la mitad de la batalla. Una vez que has tomado medidas, comenzarás a retarte y verás lo mucho que puedes lograr cualquier día.

Vete a casa      

En muy pocas ocasiones hay una razón suficiente para quedarse en el trabajo y no llegar a casa a la hora de cenar. Vete a casa a una hora razonable y cena con tu familia o con las personas que son importantes en tu vida. En ese momento, no contestes correos, ni llamados telefónicos. Ese es un tiempo diario para disfrutar con quienes tienes una relación cercana.

A menudo la gente siente vergüenza de irse más temprano, porque piensa que los demás lo van a juzgar. Sin embargo, muchos de tus colegas han perdido su tiempo todo el día en reuniones o haciendo cosas improductivas. Si trabajaste intensamente, vete a casa temprano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s