La evolución y crecimiento del área de reclutamiento

Businessman in recruitment concept with horseshoe magnet

El reclutamiento consiste en el proceso de agrupación del mayor número de aspirantes que al menos cumplen los requisitos básicos para optar el puesto vacante. El reclutamiento o selección de personal, por tanto, se encarga de ocupar un puesto vacante con el mejor candidato posible, dicho candidato puede provenir de manera interna, externa o mediante un proceso mixto.

Con el paso del tiempo la ideología del reclutamiento ha cambiado de estrategias y ha tenido mejor productividad a la hora de realizar este oficio. Es por eso que te traemos la evolución del reclutamiento desde los años 90s.

Reclutamiento 1.0          

En el reclutamiento 1.0, durante la época previa a Internet, las empresas reclutaban por medio de sus bases de datos, las cuales dependían de actualizaciones difíciles de mantener. Básicamente, los candidatos debían presentarse en las empresas con su currículum en mano para ser considerados y los clasificados de vacantes se publicaban en periódicos u otros medios impresos. Así, se cruzaban los dedos para que estos llegaran a la persona indicada.

En la década de los 90, los procesos de selección eran más complicados, dadas las limitaciones que existían tanto para los reclutadores como para los candidatos. Generalmente, se llevaba el currículum en mano a las empresas o por carta. Las ofertas de empleo se publicaban en periódicos. Era la era del papel sin duda, ya que todos los CV se organizaban en carpetas y carpetas con cada proceso de selección.

Junto a ello, comienza el uso de internet y la web 1.0. Estas webs eran estáticas y no permitían adjuntar archivos, comentar o dar feedback. Finalmente, el reclutamiento se realizaba mediante bases de datos personales de cada empresa.

Reclutamiento 2.0                

Durante esta etapa surgieron los primeros buscadores y los primeros portales de empleo. Con la aparición de Internet se comenzaron a publicar las vacantes en los medios digitales, sin embargo, al principio estaban basados en solo lectura, pues no permitía que los usuarios interactuaran entre sí o con el contenido que subían a las páginas.

Con el paso del tiempo, los móviles comenzaron a tener mayor presencia y la gente podía conectarse a Internet desde cualquier lugar, por lo que las empresas tuvieron que comenzar a optimizar sus páginas web con la finalidad de lograr mayor alcance con candidatos. Otra característica de este tipo de reclutamiento es la automatización de los procesos de selección, es decir, se tenía una base de datos más sólida.

Esta es la llamada web social y con ella llegó la revolución. La aparición de las redes sociales y la mayor afluencia de webs dinámicas hicieron que Internet se convirtiera en un lugar de interacción en el que los usuarios tuvieran voz y voto. El reclutador 2.0 tuvo que adaptarse a todos estos cambios, utilizando el Social Media, para atraer a los talentos más competentes hacia sus ofertas de empleo.

De igual modo, otro elemento entró en escena, el móvil. Las personas comenzaron a usar sus teléfonos para conectarse a Internet, lo que hizo que los reclutadores, además, optimizaran sus webs para estos formatos con el fin de alcanzar a más candidatos.

Reclutamiento 3.0

Internet, RRSS y el uso de teléfonos móviles ya forma parte de la vida diaria de cualquier profesional desde 2011. El acceso a la información y la inmediatez hacen que el reclutamiento sea cada vez más eficaz.

Redes sociales profesionales como Linkedin o Behance cogen fuerza. Mejoran los portales de empleo online y se segmentan (el reinado de Infojobs). También surgen los blogs especializados y demás herramientas que implican una gestión del reclutamiento multisite: la misma oferta de empleo puede estar activa en diferentes medios digitales y de esta forma, aumentar su impacto.

Esta evolución del reclutamiento se traduce no solo en el cambio de la forma de gestionar la selección de personal, sino que también representa un nuevo horizonte en la captación de talento.

Los reclutadores se centraban en buscar candidatos sin importar si se encontraban desempleados o no. Esto lo hacían a través de redes sociales, portales de empleo, etc. puesto que, en este periodo ya era posible la comunicación en dos vías. Internet fue primordial para publicar las vacantes, y con el auge de las redes sociales todo se volvió más rápido y menos costoso.

Reclutamiento 4.0

Mientras el reclutamiento 3.0 se enfoca en construir comunidades, el reclutamiento 4.0 aporta valor a estas comunidades. A las empresas les interesa crear una marca atractiva y con presencia en donde puedan captar la atención de futuros colaboradores.

A medida que las empresas generan comunidades y sus propias bases de datos de reclutamiento, pueden utilizar formas creativas de atraer candidatos, enriquecer la experiencia del colaborador y retener talentos a través de la interacción constante con ellos en canales clave.

Beneficios del reclutamiento 4.0

Debido a la era tecnológica, el reclutamiento 4.0 ha generado varios beneficios para el área de Recursos Humanos:

-Tener oportunidades de ahorro al ser procesos que requieren del uso de Internet y no generan gastos al utilizar las redes sociales para lanzar convocatorias masivas.

-Obtener más información de los candidatos al interactuar con ellos.

-Conseguir la atención de candidatos que no estén en búsqueda activa de empleo pero que puedan convertirse en posibles colaboradores.

-Disfrutar de procesos de selección de gran alcance (a nivel internacional).

-Reducir los tiempos de selección y contratación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s