Conoce el concepto de salario emocional y observa los beneficios que se pueden obtener

Los tiempos han cambiado y en el caso del ámbito laboral, uno de esos cambios es el impulso de las nuevas generaciones de trabajadores hacia una nueva forma de valorar las compensaciones que un trabajo les puede reportar.

Hubo un momento en que la gente pensaba que el dinero era el aspecto más importante a la hora de decidir un trabajo. Pero eso está cambiando. La prueba es que el salario emocional aumenta de importancia en la gestión de talento de las empresas. Eso no significa que a las personas no se les deba pagar lo que merecen por su trabajo, sino que hay elementos adicionales que las empresas pueden ofrecer a sus empleados que son más importantes que el propio sueldo.

El salario emocional es la parte no monetaria de la retribución de un trabajador, la cual se utiliza como incentivo, y sirve para cubrir algunas de sus necesidades personales, profesionales y familiares.

Partiendo de la base de que el dinero es la forma principal que existe para garantizar que el empleado obtenga una compensación por su trabajo, un salario emocional tiene tres ventajas principales:

-Bienestar psicológico: Cuando los empleados ven que la empresa se ocupa de sus necesidades personales, se sienten motivadas y su trabajo reconocido, lo que ayuda a reducir el estrés y aumentar su compromiso y motivación.

-Conciliación: Ofrecer horas de trabajo flexibles o beneficios como el cuidado de niños ayuda a los padres a conciliar su trabajo y su vida familiar, algo que impulsa también su productividad.

-Oportunidades de autodesarrollo y mejora: Los cursos de desarrollo de capacidades, programas de coaching o formación en idiomas ayudan a los empleados a mejorar como personas y también como profesionales.

La productividad ya no es algo que se base solamente en la cantidad de horas que un empleado dedica a la empresa, sino en la motivación que el trabajador tenga en el momento de llevar a cabo su trabajo. Está claro que una de las principales motivaciones es el dinero. Sin embargo, son muchos los que prefieren un sueldo más ajustado a cambio de menos horas de trabajo y más tiempo para sí mismos. Es decir, prefieren la motivación emocional.

Todos esos pequeños extras que hacen que la mayoría trabaje más a gusto y de forma más productiva. Estamos ante una relación empresa-empleado en la que ambos ganan. El objetivo está en evitar a los empleados piratas, aquellos que sólo están en su puesto de trabajo por la oferta económica y que, tarde o temprano, se irán a otra empresa porque les ofrece una oferta mejor.

Tipos de salario emocional

1. Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa

Saber que en una compañía puedes empezar desde abajo, pero con el conocimiento de que tendrás la oportunidad de demostrar que puedes ocupar otros puestos más relevantes es una motivación extra. Así el trabajador valorará un futuro estable dentro de su trabajo con oportunidad de mejorar día tras día y que ese esfuerzo se vea recompensado con nuevas responsabilidades.

2. Desarrollo personal y profesional

Permitir al trabajador a desarrollarse plenamente tanto a nivel personal como profesional te ayudará a fidelizarlo. Un ejemplo de desarrollo profesional es la formación dentro de la propia empresa.

El trabajador quiere aprender constantemente, ampliar sus conocimientos y mejorar sus habilidades. Si le ayudas a hacerlo, estará más feliz y además, será más productivo.

3. Buen ambiente laboral

Un entorno laboral sin conflictos, en los que todos saben cuál es su lugar supone un punto importante a la hora de fidelizar al talento. Nadie quiere trabajar en un ambiente hostil donde el equipo de trabajo no comparta opiniones ni sugerencias.

Fomentar el trabajo en equipo y desarrollar una cultura de empresa es importante para que el trabajador se sienta a gusto cada día que va trabajar.

4. Cultura y valores de empresa acordes a los del trabajador

Esta es una de las formas de asegurar la pertenencia y permanencia de los candidatos en la empresa. Sentir que forman parte de algo en lo que creen y sobre todo, con lo que están de acuerdo.

Si a la hora de contratar tienes en mente los valores y la cultura de tu empresa tienes muchos números de incorporar al candidato ideal y que, se quede por mucho más tiempo. Para ello, debes saber a quién quieres atraer a tu empresa, es decir, quién es tu candidato ideal.

5. Compatibilidad de vida personal y profesional

Horarios de trabajo flexibles, días libres para asuntos médicos, guarderías en las empresas, días de vacaciones por objetivos, y un sin fín de opciones son algunos de los salarios emocionales que ayudarán a vivir mejor a todos tus empleados. La calidad de vida es un punto muy relevante a la hora de elegir o permanecer en un trabajo.

6. Ser parte de las decisiones de la empresa

Cuando una empresa cuenta con la opinión de sus trabajadores les hace sentir parte de un proyecto en el que ellos son una de las claves fundamentales. Pregunta a tus empleados, incítales a compartir propuestas e iniciativas. Hazles ver que su voz realmente importa en las decisiones de la empresa. Deja que sean creativos, al talento le encanta demostrar lo que vale.

Conoce la importancia de tener un organigrama en una empresa o negocio

El organigrama es una herramienta muy útil en el ámbito de la administración porque permite ordenar y organizar tanto roles como jerarquías.

Cuando hablamos de un organigrama, nos referimos a un esquema en el cual se determinan los principales roles que deben ser cubiertos en la empresa u organización, y en el cual también se especifican claramente cuáles son las responsabilidades y tareas que deben ser realizadas por cada persona que conforma la compañía.

En algún momento es posible que te hayas preguntado sobre la importancia de realizar un organigrama empresarial para garantizar el mejor funcionamiento de la organización. Los expertos consideran que el organigrama resulta esencial en toda empresa al margen del tamaño o área en la que se desenvuelva.

Eso sí, cuanto mayor sea el número de personas que participan en una compañía, más trascendencia adquirirá el organigrama. Eso sí, debe estar correctamente definido y mostrar una sencillez que facilite su entendimiento. Además, tener por escrito los distintos puestos de la organización y conocer los niveles jerárquicos que forman la organización permite mostrar los niveles de autoridad o visualizar a través de una única gráfica al personal que integra la empresa, entre otras cosas.

En líneas generales, el organigrama es importante para la administración de una empresa porque permite establecer orden, estructura y organización. Es decir que mediante el organigrama el desempeño de cada trabajador se realiza de manera más ordenada, puesto que se determina de antemano quién es responsable de cada tarea y quién debe llevar a cabo determinada acción.

Resulta de gran importancia que el personal de la organización tenga el suficiente conocimiento del organigrama al margen del nivel jerárquico al que pertenezca. En gran parte porque les proporcionará una idea más clara de la responsabilidad que debe asumir cada persona dentro de la entidad, además de formar una identificación entre el empleado y la compañía.

Hay que aclarar que la creación de un organigrama no implica un incremento de burocracia, ni tampoco se perderá la flexibilidad que existe, sobre todo entre las entidades más pequeñas. De hecho las pymes han hecho de la flexibilidad una gran ventaja competitiva ante las grandes corporaciones, que llegan a tardar hasta semanas para conseguir los cambios dentro de la organización, mientras que las pequeñas entidades solo lo alargan unas horas. Esto se debe en gran medida a la cercanía que hay entre los diferentes trabajadores, que desempeñan sus funciones en un espacio de reducidas dimensiones.

La importancia de la jerarquía del organigrama debe tenerse en cuenta sobre todo para conocer la manera en que se toman las decisiones y por cómo fluye la información dentro de la empresa. El flujo de información resulta esencial, sobre todo para la creación y desarrollo de nuevas ideas. Estos son algunos de los beneficios que se obtienen con el organigrama.

– El organigrama permite establecer tanto orden como disciplina en el funcionamiento de la compañía.

– Las áreas principales de la empresa quedan perfectamente delimitadas y cubiertas, dando a conocer quién es el responsable de cada una de ellas y especificando cuáles son sus responsabilidades y tareas.

– Mediante el organigrama, cada área de la empresa con sus respectivas funciones queda perfectamente definida, con lo cual se  se evita el exceso de puestos, se ajusta el presupuesto y se ahorran costes innecesarios.

– Además, el organigrama ayuda a gestionar el crecimiento y desarrollo de la empresa de forma mucho más ordenada.

– El organigrama además de ordenar debe ser capaz de integrar el trabajo de todos los que conforman la empresa. Esta tarea suele ser bastante compleja porque se debe dividir las tareas y responsabilidades de la empresa entre diversos empleados, pero a su vez se debe establecer un mecanismo de coordinación que sea eficiente.

Como podemos ver, el organigrama es importante para la administración de la empresa porque ayuda a definir el alcance de las tareas de cada uno de los empleados, evitando así ciertos contratiempos como la incertidumbre o las superposiciones.

Conoce estos consejos que te ayudarán como reclutador a realizar una entrevista exitosa

Hoy queremos dedicar este artículo a nombrar algunos útiles consejos que pueden ayudarnos a estructurar y realizar la entrevista perfecta con los mejores resultados.

Investiga a Fondo la Vacante   

Si no conocemos en profundidad el puesto que necesita cubrir la organización y/o empresa, tampoco podremos definir cuáles son las habilidades y aptitudes exactas que necesita tener la persona ideal para desempeñarlo. Con lo cual tampoco seremos capaces de estructurar la forma en la que se va a desempeñar la entrevista, las cuestiones a plantear y la orientación que le queremos dar.

Es muy importante en esta primera etapa intentar resolver todas las cuestiones que el candidato nos pueda plantear, con el fin de evitar que se vaya de la entrevista con dudas. Para esto también tenemos que estar preparados.

Con las nuevas tendencias de reclutamiento, el sector de los Recursos Humanos se ha socializado, y en algunas ocasiones ocurre que en un contacto previo con las personas que queremos entrevistar, surgen preguntas de ellos hacia nosotros del tipo:

¿Cuáles son los objetivos prioritarios de la empresa a corto plazo? ¿Por qué según tu punto de vista esta organización es un buen lugar para trabajar? ¿Qué espera la empresa de mí en el primer año?

Quizás para muchos reclutadores pueda sonar inusual que el candidato exponga su curiosidad de esta manera, pero debemos tomarlo como algo natural que forma parte del proceso para la obtención de unos mejores resultados.

Prepara la entrevista

Improvisar es una opción que deberías descartar. Probablemente, el candidato se ha estudiado la empresa y se ha preparado para contestar a tus cuestiones. Pero ojo, no vas a ser el único de la mesa que vaya preguntar. El candidato querrá saber detalles de la compañía o del puesto del trabajo que se ofrece. Hazte estas preguntas: ¿será necesario trabajar para el puesto que ofrece la empresa? ¿Qué horario tiene? ¿Qué responsabilidades exige? ¿Cuántas personas se encuentran en el departamento? Si no las sabes responder, entonces podría existir un conflicto de intereses. O peor aún, podrías intentar salir airoso con: “más detalles en la siguiente entrevista de trabajo”. No hagas perder el tiempo a nadie.

Sé puntual

No sabríamos explicar muy bien porqué algunos reclutadores creen que su tiempo es más valioso que el entrevistado, pero sin duda, es totalmente incierto. No hay nada más poco profesional que hacer esperar al candidato cuando se le ha citado a cierta hora. Y no hay nada peor que olvidarse sobre la entrevista de trabajo.

Es muy fácil: si no vas a estar a tiempo, llámalo para explicarle que tardarás media hora en atenderlo.

Prestar atención a los logros recientes

Si un solicitante acaba de graduarse de la universidad, está bien que complemente su currículum vitae con su GPA y posiciones de liderazgo universitario. Pero, una vez que alguien ha estado trabajando durante un tiempo, esa información se vuelve obsoleta y debe eliminarse a favor de los logros profesionales.

En el otro extremo del espectro, si un candidato tiene entre 20 y 30 años de experiencia, no esperes que brinde detalles intrincados sobre sus primeros trabajos o afiliaciones a la universidad. Busca descripciones detalladas solo para sus últimos 10-15 años de trabajo.

No atiendas llamadas

Aludiendo de nuevo a las buenas maneras: nada de descolgar el teléfono en medio de una entrevista de trabajo. Probablemente el candidato habrá apagado su móvil o puesto en silencio. Deberías hacer lo mismo.

Realiza un Estudio Previo del Candidato

Además de analizar con interés el CV de los candidatos donde se muestra la formación, experiencia profesional y datos personales básicos, debemos de hacer también un estudio paralelo de nuestro target o público objetivo.

No cabe duda que en función del sector en el que estemos trabajando, la edad requerida para el puesto y la formación específica, necesitaremos localizar personas con aptitudes y habilidades determinadas.

Gracias a los medios sociales y a los grupos de LinkedIn podemos encontrar personas den mismo perfil en un mismo foro, lo cual facilitará nuestra tarea.

En definitiva si hacemos un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) tanto del sector como del perfil que necesita la organización, estaremos afianzando el éxito posterior del proceso de reclutamiento.

Estructura preguntas en tres bloques

-Haz preguntas más allá de lo que ya conoces gracias a tu investigación.  ¿Cuál fue tu último reto en el anterior puesto? ¿Cómo lo enfrentaste? ¿Lograste resultados? ¿Trabajabas de forma individual o en un equipo? Con ellas podrás conocer más sobre su forma de trabajar.

-Haz preguntas sorpresa para conocer la capacidad de respuesta, espontaneidad y habilidad para imprevistos.

-Realiza preguntas más allá del puesto de empleo para conocer más a la persona: sus pasiones, filosofía de vida, gustos y fuentes de inspiración. Una de las preguntas más motivadoras que podrían ayudarte es: ¿Si estuvieras en una situación económica acomodada y no tuvieras necesidad de trabajar, a qué dedicarías tu tiempo?

Empieza a atraer candidatos antes de necesitarlos

El reclutamiento no es una carrera de velocidad, sino una de fondo. Debes trabajar constantemente en la búsqueda del candidato perfecto, incluso antes de que haya surgido el puesto que quieres ocupar. Además, estar siempre al tanto de las novedades del sector y en contacto con candidatos potenciales también te ayudará a mejorar tu Employer Branding. 

Para encontrar un buen perfil debes pensar en las prioridades de la compañía y en sus previsiones de crecimiento, y cuando encuentres un candidato que creas que puede ser interesante en un futuro, guárdalo en una base de datos.

Lee el CV del candidato un par de veces

Lo cierto es que es muy molesto cuando llegas a una entrevista de trabajo y te preguntan: ¿tienes experiencia en el sector? La llamada que recibe el candidato para una entrevista de trabajo implica que alguien ha leído su currículum y se ha interesado en él (tenga o no experiencia). Ahorraremos tiempo si el reclutador sabe un poco de nuestra experiencia. Nosotros estamos ahí para ampliar la información con detalles como cuáles eran nuestras responsabilidades en el puesto.

Dar una buena imagen de la empresa

Los aspirantes, al verte, se harán una idea del trabajo al que están aplicando, por lo que siempre es recomendable ser cordial y estar atentos a sus necesidades como un vaso de agua o el baño. La amabilidad es parte fundamental en ambos extremos y si te muestras abierto ante sus preguntas, dudas o querer conocer más sobre el lugar al que entrarían a trabajar, no dudes en ayudarlo. Si siente confianza, será más fácil entablar una relación de entrevista con él.

Establece una Escala de Puntuación

Esto es lo que se conoce como feedback o valoración de resultados. Debemos tener muy clara una escala de puntuación para cada una de las cuestiones que hemos realizado en la entrevista, otorgándole a cada una la importancia que se merece.

De esta forma podremos valorar resultados a media que vayamos avanzando en el proceso.

Estos consejos pueden resultarnos muy útiles para estructurar previamente un proceso de selección y reclutamiento en la fase de la entrevista personal. Saber cómo manejar nuestras entrevistas nos ayudará a conseguir el mejor candidato.

Estos consejos te ayudarán para tu puesto de trabajo y crecer en el mismo

Estas son las claves para ser un buen emprendedor, aprovecha los consejos para emprender con éxito un nuevo camino empresarial que te permita desarrollar y consolidar tu proyecto empresarial en el mercado.

1. Conoce el mercado en el que te desenvuelves

Es imprescindible que un emprendedor conozca a la perfección el que va a ser su campo de batalla a partir de ahora. Solo conociendo el mercado, es posible saber las necesidades que existen y la viabilidad de nuestro negocio.

También es necesario conocer nuestro producto o servicio a la perfección para saber qué es lo que vendemos, ya que todas nuestras decisiones empresariales deberán tenerlo en cuenta. Si el emprendedor no confía en su producto es imposible que el negocio funcione.

2. Sé optimista

Ser positivo es una de las cuestiones fundamentales a la hora emprender un negocio. Debemos confiar en que cada una de las decisiones que tomamos va a tener un impacto positivo porque para ello lo hacemos. El positivismo es la fuerza que mueve a los emprendedores a llegar cada vez más lejos y conseguir logros y metas que para muchos son imposibles de conseguir.

3. Nunca dejes de innovar

La innovación es el motor del emprendimiento. Las nuevas empresas se basan en la innovación para crear negocios que se hagan un hueco en el mercado. Es necesario crear productos y negocios innovadores para poder tener éxito en nuestro camino, pero no solo eso. Hay que innovar en todos los aspectos que afectan al negocio. Debemos ser originales por naturaleza, ver más allá de donde ven los demás y aplicar ideas innovadoras, en nuestra forma de gestionar el negocio, en los equipos de trabajo, en la comunicación, para estar constantemente a la última y recibir la aceptación de nuestros públicos internos y externos.

4. Sé un líder

El liderazgo es una de las capacidades que deben desarrollar todos los emprendedores para poder conseguir que el conjunto del equipo de trabajo pueda conseguir los objetivos y metas propuestas. Las habilidades comunicadoras son imprescindibles a la hora de explotar la parte comercial del negocio con otros clientes, pero también a la hora de liderar a tus trabajadores y alinearlos con los objetivos de la empresa.

La persona que emprende no puede realizar todas las tareas que conlleva el negocio, por lo que necesitamos delegar y confiar en las personas de nuestro equipo. Debemos ser capaces de liderar a las personas no el trabajo.

5. Aprende cada día

Un emprendedor no hay día que no aprenda algo nuevo en su trabajo. A veces por gustos y otras por obligación, pero es necesario seguir formándose día a día. Son muchos los problemas que se presentan día a día, y es fundamental aprender para poder solucionarlos.

Si decides emprender solo, vas a tener que realizar multitud de tareas que ni siquiera sabías que eran necesarias en un negocio, además del trabajo en el que tú seas especialista. Contabilidad, gestión empresarial, analizar la competencia, clientes y la formación necesaria para tu trabajo, son solo algunos de los puntos claves en los que deberás seguir sabiendo más cosas cada día.

6. Escucha los consejos

Uno de los errores más comunes del emprendedor es el de creer que lo sabe todo. Cuando emprendes por primera vez, lo más frecuente es cometer errores. Le ocurre a todo el mundo y se debe a la inexperiencia. Por ello, los buenos emprendedores saben asesorarse y escuchar consejos de otras personas que ya han pasado por el mismo lugar, o que son más expertos en una materia concreta.

Eso sí, debes saber que escuchar consejos no es lo mismo que hacer lo que te digan. También deberás saber desechar algunos consejos que no necesitas y elegir la mejor opción para cada momento.

7. Solicita ayuda         

No puedes saberlo todo. En ocasiones, el orgullo del emprendedor nos provoca una sensación de saber hacerlo todo bien pero, como decíamos, es un error creer que lo sabemos todo. Vas a necesitar ayuda, así que no dudes en pedirla y disfruta de aprender de las personas que saben más que tú en cualquiera de las cosas de la vida.

Será difícil que llegues a conseguir tus logros y metas tú solo y sin la ayuda de los demás.

8. Toma riesgos

En el ADN del emprendedor se encuentra la palabra riesgo. Riesgo no significa realizar grandes inversiones, o crear algo lo más extravagante posible para sorprender a los demás. Pero el día a día de los negocios está lleno de decisiones que debemos tomar, algunas más conservadoras y otras más arriesgadas. Arriesga cuando puedas, porque solo así podrás conseguir cosas más importantes.

9. Trabaja con pasión

La pasión es el ingrediente principal necesario para poder emprender un negocio. Vas a necesitar muchas horas de trabajo y un gran sacrificio para poder sacar adelante tu empresa, sobre todo en los primeros compases del proyecto, por lo que necesitarás un extra de motivación que te permita lidiar con ello. Emprende un negocio que te guste, ama lo que haces y disfruta haciéndolo. Solo así, podrás llegar a cumplir los objetivos.

10. No rendirse nunca

Mil problemas y obstáculos van a interponerse en tu camino día tras día. Algunos tendrás una sencilla solución, pero otros no serán nada fáciles de resolver. Aun así, debemos seguir adelante siempre para conseguir los objetivos propuestos porque es lo queremos y por lo que luchamos cada día. No se trata de encontrar problemas sino soluciones, por lo que siempre hay que buscar la forma en que podamos continuar nuestro camino.

Estas son las compañías que han sufrido problemas de seguridad informática

Hemos hablado de la importancia de contar con buena ciberseguridad ya que las empresas de alto reconocimiento les han surgido muchos problemas por fallas en este tema. Es por eso que les compartiremos algunos casos reales que sucedieron en los últimos años de compañías que tuvieron problemas con su seguridad digital.

Facebook

La primera red social por número de usuarios nunca se ha destacado en sus aspecto de seguridad y privacidad, pero el año pasado ha supuesto un antes y un después como empresa y 2018 cerró como el año en el que se ha conocido los más graves incumplimientos de Facebook de su deber de proteger los datos de los usuarios, su intimidad y privacidad.

El escándalo de Cambridge Analytics tuvo extorsiones al más puro estilo mafioso con sobornos, espías y prostitutas, por el que la consultora tuvo acceso no autorizado a datos e información privada de hasta 87 millones de usuarios. Fue seguido de un hackeo más reciente que se convirtió en el error de seguridad más grave de la historia de la compañía, comprometiendo la información personal de 30 millones de usuarios.

Otro de los casos sonados afectó gravemente a la privacidad cuando la red social convirtió la seguridad en negocio vendiendo los números de teléfono 2FA proporcionados por los usuarios con el objetivo de mejorar la seguridad en el acceso a servicios de Internet, para enviar anuncios publicitarios personalizados.

Reguladores de medio mundo tienen a Facebook en su punto de mira con múltiples investigaciones, mientras que la compañía ha perdido miles de millones en bolsa. Mark Zuckerberg prometió grandes cambios y mejoras.

Hoteles Marriott

La cadena de hoteles Marriott informó de una de las mayores violaciones de seguridad de la historia, con robo de datos personales y financieros de 500 millones de clientes. La brecha de seguridad se remonta a 2014 y se habría originado en la cadena de hoteles Starwood adquirida por Marriott en 2016. La brecha no fue detectada ni en el proceso de fusión ni en los años siguientes.

Marriott dice que no tuvo conocimiento del acceso no autorizado a la base de datos de reservas hasta el 19 de noviembre de 2018. La base de datos robada acumuló más de 4 años de información e incluyó una información personal y financiera amplísima.

Para empeorar las cosas, Marriott dice que probablemente también se robaron los números de las tarjetas de crédito. Aunque los números estaban cifradas con el estándar AES-128, Marriott dice que no puede descartar que los piratas informáticos también robaron las claves para descifrar la información de los números de las tarjetas.

The Washington Post dijo que no estaba claro si los piratas informáticos eran “delincuentes que recopilan datos por robo de identidad o espías que recopilan información sobre viajeros de todo el mundo, incluidos posiblemente diplomáticos, empresarios o funcionarios de inteligencia mientras se desplazan por todo el mundo”.

Caso Vault7

El pasado 7 marzo de 2017, la organización Wikileaks reveló una serie de 8,761 documentos, hecho al que bautizaron Vault7. La información que contenían estos archivos confirmaría una de las mayores preocupaciones de la población, y es que afirman que la CIA (Agencia Central de Inteligencia) habría desarrollado un malware no eliminable que infectaría específicamente los sistemas operativos Mac e iOS.

De acuerdo con los documentos filtrados, la agencia tendría a los iPhones como objetivo de sus operaciones de infiltración desde el año 2007. Estos vectores atacantes, según afirman los informes, habrían sido creados por un área especial de CIA llamada EDB (Subdivisión de Desarrollo Integrado), cuyo objetivo sería implantar el malware en los dispositivos y este afectaría al firmware de tal manera que permanecería activo sin importar que el sistema operativo fuese desinstalado.

Campaña de Emmanuel Macron

En mayo del pasado 2017 y antes de la segunda vuelta da las elecciones presidenciales de Francia, un grupo de hackers intentaron replicar lo ocurrido en los Estados Unidos con la excandidata presidencia, Hillary Clinton. Los ciberdelincuentes liberaron alrededor de 9 GB de correos electrónico del partido político de Macron. Sin embargo, en este caso no se obtuvieron los mismos resultados, ya que la información de los correos no consiguió impactar a la opinión pública.

Después de algunas investigaciones, las autoridades francesas llegaron a la conclusión de que un grupo de hackers vinculados con el gobierno ruso, denominado FancyBear, estaba detrás de la filtración.

Google+

En 2018 se anunció una vulnerabilidad en Google+ que expuso los datos personales de hasta 500,000 usuarios entre el año 2015 y marzo de 2018. El error fue descubierto por Google como parte de una revisión interna llamada Project Strobe y afectaba a una API llamada “People” a la que tuvieron acceso hasta 438 desarrolladores de aplicaciones en Google+.

La equivocación permitió a esas aplicaciones acceso a la información privada en el perfil de usuario de Google+. Ello incluyó detalles como direcciones de correo electrónico, género, edad, imágenes, estados de relaciones, lugares vividos y ocupaciones. 

Hasta 438 aplicaciones en Google+ tuvieron acceso a esta API “People”, aunque la compañía dijo que “no tenían pruebas que los desarrolladores fueran conscientes de la vulnerabilidad”. Según un informe publicado por el Wall Street Journal, la compañía no reveló la vulnerabilidad cuando la reparó en marzo ante los “daños reputacionales” y porque “no quería que los legisladores la sometieran a un examen normativo”. El CEO de Google, Sundar Pichai, fue informado sobre la decisión de no revelar la vulnerabilidad después que un comité interno hubiera decidido el plan, explica WJS.

Ya en diciembre del mismo año, Google descubrió un nuevo bug que esta vez afectó a una gran cantidad de clientes. El fallo permitió que las aplicaciones que usaban la API vieran la información completa del perfil de los usuarios, incluso si ese perfil estaba configurado como privado. Google solucionó el bug en una semana y aseguró que los datos expuestos “no incluían información sensible” como contraseñas o datos financieros. Sin embargo, para “asegurar la protección de nuestros usuarios”, Google ha decidido cerrar la red social para consumidores en abril de 2019.

Estos son los consejos para separar los temas del trabajo de la vida personal

A veces es difícil dejar de lado tu trabajo. Sin embargo, si has tenido problemas en tus relaciones personales, entonces ya sabes que es importante que sepas dejar de lado el trabajo y sus problemas cuando estás con tus seres queridos.

No caigas en el error de mezclar trabajo con placer y arruinar tus relaciones. La verdad es que el trabajo debe quedar a un lado cuando llegas a casa, y si trabajas desde casa, entonces cuando cierras tu ordenador. Hay ciertas estrategias y trucos que puedes poner en marcha para asegurarte de que no estás trayendo el estrés de tu trabajo a tu vida personal.

Estos son los pasos que puedes tomar para separar tu trabajo de tu vida personal:

Separa tu correo electrónico personal del de trabajo

El peor error es tener ambas cuentas de trabajo y personal en tu móvil, pues te da la necesidad de revisar correos electrónicos de trabajo a todas horas. Es ideal que sepas separar tus cuentas de correo electrónico y que limites el acceso al de trabajo cuando estás en casa o en tu tiempo libre. Si es necesario, considera activar estas cuentas de trabajo en dispositivos específicos, como el laptop o la Tablet únicamente, pues de otra forma caerás en el hábito de responder e-mails a todas horas.

Organiza tu horario personal

Suena un poco obsesivo, pero la verdad es que la organización está detrás del éxito laboral, entonces, ¿por qué no traer algo de eso a tu vida personal? Tal vez sueles mezclar el trabajo con tu vida personal porque no encuentras el límite entre tu horario de trabajo y tu horario de descanso, lo cual puede ser muy dañino para tus relaciones personales. Es hora de que hagas un calendario para tu vida personal y detalles con exactitud lo que debes hacer y lo que quieres hacer. Por ejemplo, si vas a ir a comer con alguien, separa las horas necesarias, o si vas a ver una película con tu pareja, separa la noche entera. El tener la visualización de tus quehaceres personales, te permite dejar atrás el trabajo a horas libres.

Medita y relájate a diario

La práctica más importante a la hora de separar tu trabajo de tu vida personal es la meditación o relajación. Esta actividad puede hacerse a cualquier hora y en cualquier lugar, por lo que puedes despejar tu mente, concentrarte en que tienes que hacer en el día, tus metas personales, tus habilidades y debilidades, etc. Dedicar unos pocos minutos te ayudan a encontrar un balance personal para separar tu trabajo de tu tiempo libre, dándote las bases para estar en calma y ser más feliz en ambos aspectos.

Dos móviles y tecnología separada

Entre más exitoso eres, más suele tomar control el trabajo sobre tu vida. Sin embargo, una de las formas más fáciles de mantener tu vida separada de tu trabajo es obtener dos móviles, uno para cosas laborales y uno para el trabajo. Una vez acabes tu día laboral, apaga o desconecta tu móvil de trabajo, y así no caerás en la tentación de hacer llamadas, revisar mensajes, o responder a ciertas tareas. De igual forma puedes separar tu tecnología para despejarte del todo. No traigas tu computadora del trabajo a casa, a menos de que sea totalmente necesario, y no conectes tu Tablet a tus cuentas laborales. Si mantienes una total separación de aparatos de tu vida personal, entonces sabrás despejarte y conectarte con tus seres queridos de verdad, sin pensar siempre en el trabajo o en lo que tienes que hacer.

Estos son algunos pasos que te ayudarán a crear la suficiente distancia entre tu negocio y tu vida personal. Es normal que busques formas de ganar dinero rápido y fácil, pero no es muy normal que dejes de lado todos los aspectos de tu vida personal, por lo que es hora de tomar el control de ambas partes. Sigue estos pasos y lograrás estar más presente con tus seres queridos, mejorando tus relaciones personales, y trayéndole la felicidad y tranquilidad a tu mente que tanto necesitas para ser exitoso.

Estos son los pasos que te ayudarán a mejorar la seguridad informática

A día de hoy las compañías trabajan con muchos datos sensibles de sus clientes que están obligados por ley (LOPD) a guardar, almacenar en un lugar seguro así como protegerlos durante un periodo de tiempo.

Muchos de los ciberataques tienen éxito por varias razones:

  • La primera de ellas es que no hemos tomado las medidas mínimas para proteger nuestros equipos.
  • La segunda que incluso teniendo los mejores programas un hacker es capaz de acceder a nuestros datos.
  • Incluso puede suceder que sea una mezcla de las dos.

En todo caso, como hemos comentando en el apartado de las fases o etapas de la ciberseguridad lo mejor es tomar medidas de prevención para conseguir el ahorro de tiempo, recursos y dinero y evitar la fuga de información.

Que nos roben datos puede ser perjudicial no sólo para nuestra organización sino también afecta a nuestra confianza como empresa.

Una filtración de información personal de nuestros clientes y proveedores acarrea problemas mayores que la pérdida de los mismos, lleva implícito un daño a la imagen de nuestra empresa y un perjuicio que va más allá del robo de los datos.

De ahí que debamos entender mínimamente los sistemas de nuestros equipos y saber cuáles son los defectos de nuestra red y equipos para protegerlos de los ataques más comunes entre los que se encuentran todos los programas de software como virus, troyanos, gusanos, etcétera.

Los datos de ataques a pequeños negocios y empresas son más numerosos de lo que pensamos, en torno a un 43 % de los ciberdelitos están dirigidos a las pymes por ello es necesario que los emprendedores tomen medidas para evitar estas cifras. Estos son algunos consejos que te compartimos para reforzar la seguridad informática de tu empresa.|

Formación:

Una de las mejores formas de reforzar los niveles de seguridad de nuestra compañía es formar a nuestros trabajadores. Muchos de los problemas que suceden con los ataques (suplantación de identidad, apertura de correos infectados, instalación de virus en los equipos por malas prácticas) tienen que ver con la acción humana, es decir, nuestros empleados.

Crear unas políticas mínimas de seguridad:

Antes comentábamos la necesidad de establecer unas normas o políticas de seguridad. Sin embargo, de poco vale establecer estas medidas si no se las comunicamos a nuestros empleados y no van unidas con la prevención.

Estudiar a tu enemigo:

Conocer tus debilidades y fortalezas.

Nunca está de más hacer una auditoría de seguridad o consultar a una gestora de ciberseguridad para saber cuál es la situación exacta de seguridad en nuestras redes y equipos. Así, podremos preparar una respuesta específica en forma de compra de licencias, o actualizaciones para nuestros dispositivos y redes.

De esta forma, ahorraremos dinero al no gastar dinero de más en reforzar los equipos. Si no contemplas acudir a una empresa de seguridad puedes optar por usar y contratar programas informáticos tipo CMS o ERP en la nube que tenga un servicio de mantenimiento y protección.

Presta atención a los periféricos:

Muchas veces nos obsesionamos con la protección de los dispositivos y tenemos unos niveles excesivos de seguridad en los mismos, pero fallamos en otro aspecto, no asegurar los periféricos. Las impresoras, lectores de DVD y puertos USB son la puerta de entrada perfecta para cualquier programa o software malicioso tipo troyano, adware o gusano.

Estos programas se suelen esconden en archivos adjuntos, fotografías o documentos PDF que van en estos periféricos y al entrar en contacto con el pc, red o portátil abren un enlace para iniciar un ataque o la instalación de un programa maligno.

Por ello, debemos tomar medidas con estos aparatos y escanearlos cada vez que mandamos un fax, recibimos un correo en la impresora o sencillamente usamos un USB de empresa. (En muchas compañías está prohibido el uso de los pens para evitar fugas de información)

Actuar en conjunto:

Finalmente, el mejor consejo que te podemos dar es que te tomes este problema muy en serio y que no escatimes recursos, tiempo y esfuerzo en la inversión de la ciberseguridad.

Por otro lado, piensa en un conjunto y actuar de forma coordinada y es que de poco vale que tengamos protegidos los equipos de mesa si después falla la seguridad en la red o los equipos portátiles, usb y teléfonos móviles no están protegidos.